jueves, 19 de agosto de 2010

REFLEXIONES FINALES

Hemos llegado al final del curso y lo único en lo que puedo pensar es en la necesidad que siento de modificar los paquetes instruccionales de las materias que imparto. Creo que todas y cada una de las actividades en las que he ido trabajando me han abierto los ojos y me han hecho ante todo más consciente de la gran responsabilidad que tengo como docente al haber asumido la formación de futuros profesionales en derecho. Cada día en mi oficina veo los horrores que cometen algunos(as) de mis colegas en el ejercicio de su profesión, como Juzgador siento una gran impotencia al no poder corregir tales situaciones y limitar mi actuación a la censura y la sanción disciplinaria cuando ella proceda, pero como docente he descubierto la posibilidad de aprender de los errores propios y de los otros, de transmitirlos a los y las estudiantes y procurar el desarrollo de personas pensantes, críticas de sus propias actuaciones y de su propio conocimiento.

Ahora cada vez que imparto una clase, no puedo evitar considerar si la estrategia que he desarrollado solo lleva información teórica a los estudiantes o si realmente promueve el desarrollo de la criticidad y la creatividad en ellos.

Educación con valores. Es una de las principales metas que deseo cumplir en el rediseño de mis paquetes instruccionales. Que la sesión presencial no sea vacía sino que tenga contenido real, que sea interesante, dinámica y ante todo, con una gran enseñanza, no solo de la teoría, sino ojala, también de la vida misma.

El curso ha despertado mi interés por investigar más en relación con la enseñanza mediante casos. Luego de las lecturas respectivas me entero que en universidades como Harvard el método de casos se emplea de forma casi absoluta desde hace poco más de cincuenta años. Considero que nuestros estudiantes merecen educación a ese mismo nivel, y por supuesto, ello comienza con la propia formación del docente.

Otra reflexión también importante, es que el curso tuvo la capacidad de confrontarme con mis propias capacidades, especialmente las lecturas en idioma inglés. Estas realmente significaron todo un desafío para mi, en todo caso, salvaguardando mi deber ético, procuré hacerlas y terminarlas por mi propio medio y aunque debo admitir que no logré la comprensión absoluta de todos los textos en ese idioma, si aprendí sobre la necesidad de mejorar mis habilidades en lectura y comprensión dada la cantidad de información tan enriquecedora que se puede acceder a través de la web y que tiene un importantísimo valor práctico para los y las estudiantes.

Por medio del blog, valoro aun más la utilidad práctica que tiene el uso de los portafolios electrónicos. Siempre indague respecto de la forma en podía lograr que los estudiantes hicieran sus lecturas antes de la clase y luego de esta experiencia, creo que ahora tengo una respuesta muy satisfactoria.

Igualmente considero importantísima la realimentación de los pares, la cual debo decir es llana, es transparente y ante todo proviene de alguien que es igual en términos de jerarquía. La comunicación tiene un poder realmente decisivo y manifiesto sobre el aprendizaje y este se pone al descubierto con la realimentación semanal.

Por último, puedo decir y afirmar con plena seguridad que mi conocimiento y mi visión sobre la docencia se han transformado, el curso no me ha dado respuestas sino que ha sembrado en mi muchas inquietudes que me animan y me motivan a continuar mi investigación personal para mi propio crecimiento y desarrollo y de el de aquellos que me rodean.

Muchas gracias doña Silvia.

1 comentario:

  1. Gracias a usted, por su excelente participación dentro del curso.

    ResponderEliminar